Calasanz Medellín

¿Qué se compraría hoy con ciento setenta y cuatro mil trescientos noventa y ocho pesos con ochenta centavos? ¿Qué sueño cabría en el tamaño de esa suma? Para los padres Aurelio Isla, Atilano Gómez, Antonio Ruiz, Rafael Hernández, y para el hermano Indalecio Baña, esa suma significó el tamaño de un sueño. Desde el 13 de febrero de 1950 y hasta mediados de la década, ellos, los fundadores, se asentaron en el centro de la ciudad (calle Ayacucho) y el barrio La América. La estrechez los llevó a negociar con el municipio de Medellín las manzanas 30, 31 y 32 del otrora barrio San Fernando. Eran tres manzanas. Desde el 15 de enero de 1954, hasta el 13 de noviembre del mismo año, el sueño se enraizó donde hoy se encuentra el Colegio Calasanz de Medellín. El pabellón norte se construía en 1961 y la iglesia parroquial en 1969. Fue el augurio de que el sueño viviría y pedía más.

En efecto, desde la primera generación (147 estudiantes matriculados el 17 de febrero de 1950), el Colegio Calasanz de Medellín no ha cejado de volcarse hacia la cultura antioqueña. Quizás en sus inicios ella no comprendió de qué se trataba aquello, pero la acogida de la gente comenzó a ser notoria. Así pues, el 23 de noviembre de 1958 se graduó la primera promoción de bachilleres calasancios; son 60 a la fecha. Actualmente contamos con 1.327 estudiantes matriculados, 125 empleados y una historia arquitectónica que pasa por gloriosas instalaciones del antiguo hipódromo, hasta laboratorios siempre vanguardistas y la que fuese tenida, hacia 1971, como una de las mejores bibliotecas escolares de Medellín.

De otra parte, el Colegio Calasanz de Medellín, si bien ha mejorado su infraestructura para responder a las necesidades coyunturales, sobre todo ha hecho de ella el lugar donde se han dado innovaciones pedagógicas y un particular celo por la pastoral propia de la Escuela Pía. No se ha movido una sola piedra sin que ello signifique posibilitar las diversas gestiones que se han visto necesarias. En la actualidad, la pedagógica, la directiva, la evaluativa, la académica, la de convivencia escolar y la de desarrollo humano son las que orientan el quehacer educativo.

En este sentido, se ha dado cabida a mejoras que han permitido el desarrollo de las artes, las tecnologías de la información, el deporte y las ciencias naturales, garantizando la prestación de un servicio educativo con alta calidad. De igual forma, se evidencian transformaciones administrativas del orden de la dirección, pues varios laicos han ocupado la rectoría descargando así a los sacerdotes de la comunidad para que asistan las labores de acompañamiento institucional, grupal, personal y pastoral.

De cara a la comunidad, el trabajo consolidado, sostenible y de calidad que el colegio ha ofrecido a lo largo de su historia, se ha visto retribuido con galardones de diversas índoles pedagógicas: Olimpiadas del Conocimiento, Coros y Conjuntos, Premio a La Calidad Educativa en Medellín y la nominación al Premio de Excelencia Educativa 2014, entre otros. Pero, sin duda, la mejor garantía de la prestación del servicio educativo con calidad del Colegio Calasanz de Medellín es la formación de ciudadanos responsables, competentes para enfrentar estudios superiores y responsabilidades civiles, respetuosos de la diferencia y la norma, y conscientes de la vida interior que dinamiza toda actividad humana en los ámbitos familiar, laboral o personal.

Hace más de 65 años, con un puñado de pesos, un llamado vital y un corazón inquebrantable, el alma de la Comunidad de Padres Escolapios y la tenacidad del padre Aurelio Isla hicieron posible que un sueño se elevara por sobre la cultura y las necesidades de un pueblo más en la historia del mundo. Desde entonces, ese pueblo no se ha venido construyendo como uno más del mundo; se ha venido construyendo como uno en donde los calasancios hacen la diferencia; uno en donde es posible rebasar los límites de lo ingobernable porque resultó cierto que se puede vivir con piedad y letras, para gloria de Dios y utilidad del prójimo.

Visítanos en: http://calasanz-medellin.edu.co