Colombia (94)

 
Miércoles, 24 Junio 2020 20:38

Cumpleaños 89 del P. Basilio Álvarez

“La fidelidad de los mayores son el agua que nutre las raíces de nuestra historia” Las comunidades Dragonetti y Medellín se unen para celebrar el cumpleaños 89 del P. Basilio Álvarez en la ciudad de Medellín.

¡Felicitaciones padre Basilio! por 89 de años de fidelidad y entrega por los niños y la Escuela Pía.

#JesúsVive #ViveCalasanz
Con alegría celebramos la vida y la entrega de un escolapio que ha sido fiel a su vocación religiosa y presbiteral al servicio de los niños y jóvenes. El pasado 11 de junio el P. Gregorio o simplemente Goyo o Goyito celebró 60 años de haber sido ordenado sacerdote en una eucaristía sencilla, transmitida para las redes sociales, en la que la palabra que más lo recoge todo es “¡Gracias!”.

El En palabras del P. Gregorio manifiesta “Alegría por vivir mi vocación sacerdotal escolapia durante 60 años. Ha merecido la pena estar con Jesús y caminar con él, amarlo y seguirle en las Escuelas Pías. Doy gracias al señor como en el Salmo 88 “Cantaré eternamente tus misericordias y anunciaré eternamente tus fidelidades”. Finalmente gracias por la oración, la amistad y el afecto de cuantos nos acompañan en estos momentos.”

Damos gracias a Dios por el regalo que nos hace con la vocación de Goyo y a Goyito por ser fiel al regalo que Dios le hace.
 
Viernes, 22 Mayo 2020 19:06

Carta del P. General para los educadores

A LOS EDUCADORES Y EDUCADORAS DE LAS ESCUELAS PÍAS
A CUANTOS HACEN POSIBLE LA MISIÓN ESCOLAPIA.
 
“Si desde la infancia el niño es imbuido diligentemente en la piedad y en las letras, puede preverse, con fundamento, un feliz transcurso de toda su vida” (San José de Calasanz).
“El crédito de las escuelas está en tener buenos maestros” (San José de Calasanz).
 
Desde la Casa General de las Escuelas Pías, en la que San José de Calasanz fue dando poco a poco forma a su sueño de una educación integral para todos los niños y jóvenes, me dirijo a todos ustedes, los educadores y educadoras del conjunto de las Escuelas Pías, de todas nuestras Instituciones Educativas y de todas las plataformas desde las que la Orden ejerce, con ustedes, su misión de evangelizar educando.

Les escribo esta carta sobre todo para AGRADECER. Desde hace semanas que vivimos en medio de una difícil pandemia que ha puesto a prueba, y de modo muy exigente, nuestro compromiso con la educación y con la misión escolapia. Puedo decir, con profunda convicción, no exenta de orgullo, que la respuesta escolapia que entre todos estamos dando es digna del fundador de las Escuelas Pías. ¡Gracias a todos!

Todos ustedes han dado un bello ejemplo de lo que significa creer en el proyecto por el que trabajan y al que dedican su vida. Y me refiero a los maestros y maestras, al personal de administración y servicios, a los catequistas, a los directivos, a los responsables de las diversas áreas educativas y pastorales, a todos. Todos han dado lo mejor de sí mismos, y lo continúan haciendo.

Esto es la identidad, y se expresa de modo especialmente significativo cuando las circunstancias exigen respuestas novedosas y comprometidas. Muchas horas metidas en el trabajo online, mucho tiempo de escucha y acompañamiento de alumnos y familias a través de diversos medios, reuniones y planificaciones para responder a los retos del momento, mucho trabajo para preparar las escuelas para el retorno de la actividad. Muchos de ustedes han tenido que combinar su trabajo profesional como educadores con el cuidado de sus propios hijos y sus trabajos escolares. Sería interminable la lista de razones para agradecer todo lo que han hecho y siguen haciendo.

Me gustaría acompañar este agradecimiento con un sencillo compartir, con todos ustedes, de algunas convicciones que han ido emergiendo con claridad, entre nosotros, en medio de esta pandemia. Las iré nombrando de manera breve, pensando en ustedes.

VOCACIÓN. Nuestra misión educativa es profundamente vocacional. Se basa en convicciones profundas y en comunión con un proyecto en el que creemos. Pienso que estas semanas nos han ayudado a fortalecer estas convicciones, porque hemos tenido la oportunidad de hacer todo lo posible por seguir adelante con aquello a lo que nos sentimos llamados. Renovemos nuestra convicción vocacional.

RESPUESTA. La misión escolapia nace como respuesta a un reto: el derecho a la educación integral y de calidad de todos los niños, niñas y jóvenes. Estos días se nos ha puesto de manifiesto con renovada claridad este componente “desafiante” de nuestra misión. Y pienso que hemos sabido, estamos sabiendo, responder. Mantengamos siempre la conciencia de que los niños y jóvenes nos desafían.

CORRESPONSABILIDAD. Todos sabemos que nuestras escuelas son responsabilidad de todos, y que cada uno de nosotros tiene una misión que cumplir. Pero cuando las circunstancias son como la que hemos vivido, aparece con mayor nitidez ese componente de “corresponsabilidad” en el ánimo de cada uno de nosotros. Esto también es identidad: sentir y saber que la escuela en la que trabajo también depende de mí. Hagamos crecer, día a día, la convicción de que la escuela también depende de nosotros.

VINCULACIÓN. La imposibilidad de vernos y de encontrarnos nos ha movido a establecer nuevos modos de vinculación. Para muestra, un botón: hemos visto cómo la vinculación entre la escuela y la familia ha cambiado de paradigma, porque los padres han asumido una mayor cercanía con el día a día de la educación de sus hijos, porque el aula se ha trasladado a sus casas. Crezcamos en la convicción de la Misión Compartida con las familias.

INCLUSIÓN. Desde Roma hemos seguido el funcionamiento de todas nuestras escuelas. Hemos visto los grandes esfuerzos que todos han hecho, pero hemos visto también las formidables dificultades que vivimos en aquellos lugares en los que no hay internet, o no hay ordenador o tablet en las familias. Hemos visto escuelas que han funcionado por whatsapp, por teléfono o por radio. Y hemos visto escuelas que han tenido que cerrar y niños que se han quedado sin clase. Esta pandemia nos ha puesto delante, de modo cruel, el desafío que movió a Calasanz. El derecho a la educación integral, de calidad y para todos, sigue pendiente. Y en algunos lugares hemos retrocedido. Renovemos nuestro compromiso con esta lucha permanente.

TESTIMONIO. Nuestra propuesta educativa se sostiene y se hace creíble a través del testimonio y autenticidad de los educadores. Esta pandemia nos tiene que ayudar a todos a renovar nuestra apuesta por llegar a ser los educadores que los niños necesitan. Hemos aprendido que tenemos que seguir aprendiendo, que nunca estamos del todo preparados, que los alumnos piden y necesitan más de nosotros. Apostemos por seguir creciendo como personas y como educadores.

LIDERAZGO. Quiero dedicar unas palabras a las personas que han asumido el liderazgo de nuestras instituciones. El liderazgo que necesitamos se verifica más claramente cuando el momento es adverso, cuando el viento sopla en contra. Quiero agradecer públicamente a las personas y equipos que asumen la responsabilidad de que todo funcione. Todos les debemos mucho. Les invito a expresar ese agradecimiento y valoración.

FE. Nuestra misión, que desarrollamos en nuestras escuelas y en tantas plataformas diversas, procede directamente del Evangelio de Jesús. Por eso es un carisma. Un carisma es un aspecto nuclear del Evangelio, que se convierte en proyecto, compromiso y comunidad. Por eso quiero invitarles a renovar su fe, a seguir confiando en el amor de Dios, que es preferencial por los niños y por los pobres. La fe nos recuerda que, a pesar de que somos pequeños, hay un Dios que es Padre. Recordarlo y vivirlo nos hace mucho bien. Y educar a los niños y jóvenes en esa experiencia les da lo que más necesitan para su vida, es una misión extraordinaria. Les invito a renovar su deseo de crecer en su fe.

SEGUIMOS ADELANTE. Termino esta carta con esta propuesta: hay que seguir adelante con nuestro trabajo y con nuestra misión. Pero hagámoslo siendo conscientes de los nuevos desafíos que emergen entre nosotros.

a) Hay cosas que nunca cambiarán en las Escuelas Pías. No hay virus que pueda con ellas. Estoy hablando de la pasión por la misión, de la cercanía a los alumnos, del anuncio del Evangelio, de la apuesta por la calidad en todo lo que hacemos, del Movimiento Calasanz, de la Misión Compartida, del crecimiento en identidad. Creemos en una educación sostenida por una relación educativa que no se conforma con ser virtual, sino auténtica. Para seguir adelante, es momento de renovar nuestra convicción y nuestra apuesta por lo que define nuestra propuesta educativa.

b) Pero hay otras que sí van a cambiar, o que aparecen como retos de novedad. Cito algunas: el pacto educativo global que propone el Papa Francisco y que supone una apuesta por la alianza entre todas las personas e instituciones que creen en la educación para cambiar esta sociedad; la llamada a la educación en el cuidado de la casa común; la educación en los valores de un tipo de vida humanamente sostenible; los ejes vertebradores de la paz, la solidaridad, la ecología y el derecho a la educación; el valor y las oportunidades de la educación y la pastoral en red y en la red; la verificación del valor de la calidad en su capacidad de respuesta a la pobreza y a la situación de exclusión, etc.

c) Y hay retos que tendremos que tratar de superar. Entre ellos, la crisis económica que ya estamos experimentando, y que va a dificultar de modos diversos nuestra vida y nuestra misión; el aprender a vivir de otra manera, con otro tipo de relaciones y de cuidado de la salud; el reto de acompañar a las personas, porque el desgaste sufrido no ha sido pequeño; el reto de ayudar a nuestros niños y jóvenes a expresar lo vivido y lo aprendido, etc.

d) Y hay un referente central: Calasanz. Él engendró una escuela nueva,centrada en el alumno, integral, popular, buscadora de innovación, inspirada en el Evangelio, basada en educadores identificados, con un proyecto claro, con vocación de transformación personal y social, y buscadora de ofrecer a los alumnos el tesoro que fue su centro y su eje: hay una vida nueva, un hombre y una mujer nuevos, que podemos y debemos construir, porque es el deseo y la voluntad de Dios para con nosotros. Éste fue Calasanz.

No quiero dejar de citar el testimonio valioso de las comunidades religiosas escolapias, que han estado bien presentes en todo este proceso, al igual que la Fraternidad. Se ha celebrado la fe y la Eucaristía online; se han tenido oraciones y celebraciones; ha habido muchísimas horas de escucha y acompañamiento; el Movimiento Calasanz se ha seguido reuniendo semanalmente; se han tenido numerosas experiencias de catequesis a través de internet; hemos seguido y sufrido la situación de cada uno de nuestros educadores y familias, etc. De modo especial, hemos orado y oramos por quienes nos han dejado: escolapios, educadores, familiares de nuestros educadores, personas conocidas y queridas. Nos sentimos cerca de quienes están enfermos o en situación de dificultad.

GRACIAS por todo lo que hacen y viven. Les deseo todo bien a ustedes y a sus familias, y renuevo el compromiso de las Escuelas Pías por seguir adelante con todas nuestras escuelas, con todas nuestras plataformas de misión, con todas nuestras convicciones, en la seguridad de que ustedes las comparten y las sostienen.

Reciban un abrazo fraterno. Les deseo las bendiciones de Dios, nuestro Padre.

P. Francesc Mulet Sch. P. (Secretario General)    -     P. Pedro Aguado Sch. P. (Padre General)

Roma, 22 de mayo de 2020

>>>Descargar documento aquí.
Sábado, 16 Mayo 2020 13:01

Felicitaciones para nuestros educadores

Con motivo del día del Maestro en Colombia y en medio de la emergencia mundial a causa del nuevo Coronavirus, diferentes iniciativas surgen para agradecer a aquellos que se esfuerzan por educar y llevar un mensaje esperanzador a muchos de nuestros niños, niñas y jóvenes confinados en sus hogares por la difícil situación.
 
Nuestras obras de Colombia agradecen mediante una celebración eucarística, un video con muchos mensajes y notas de agradecimientos, para ellos, nuestros educadores; que no solo incluye a docentes sino también a un gran número de empleados que a lo largo de sus jornadas y desde su vocación le aportan a toda una comunidad educativa. 
 
A todos ellos, felicidades en su día y gracias por seguir aportandole a la sociedad como verdaderos héroes.
 
¡Feliz día Maestro, feliz día Educador Calasancio! 
 
Jueves, 14 Mayo 2020 23:17

Educar es proveer esperanza

«MAESTRO:
Ama.
Si no puedes amar mucho
no enseñes a los niños.
Enseña con intención de hermosura,
porque la hermosura es Madre.
Sé fervoroso.
Para encender las lámparas,
has de llevar fuego dentro de tu corazón.
Recuerda que tu oficio no es mercancía,
sino que es un oficio divino.
Antes de dar tu lección,
mira a tu corazón
y ve si está puro.
Piensa que Dios te ha puesto para crear
el mundo del mañana.»

GABRIELA MISTRAL

Queridos Maestros y Maestras Calasancios:

¡Muy feliz día!
 
P. Juan jaime Escobar Valencia, Sch.P
 
El lunes 27, martes 28 y miércoles 29 de abril se realizó de manera virtual el encuentro de Coordinadores de Equipos de Presencia de la Provincia Nazaret, orientado por el Padre Diego Bernal Hadad SchP, Asistente Provincial de Presencia.

Fue la oportunidad para revisar como iba el trabajo de dichos equipos, sus avances en el proyecto de Presencia, formarse o capacitarse en Modelo de Presencia con Raúl González de la Provincia de Emaús, crecer en la comprensión de la Comunidad Cristiana Escolapia y plantearse maneras de trabajo en confinamiento.

Fue una bella oportunidad para reconocerse, compartir, crecer y seguir asumiendo con compromiso los retos que genera esta dinámica de trabajo de la Orden de las Escuelas Pías.

Seguimos unidos en Jesús y Calasanz, acompañados por María e inspirados por el Espíritu Santo.

Por: Santiago Gaviria
Viernes, 08 Mayo 2020 00:53

Felicitaciones para las Madres

En el día de la Madre
HASTA DIOS QUISO TENER MAMÁ

Y Dios no tenía madre
Y Dios la quiso tener
Por no morirse de envidia,
se inventó lo de Belén.

Dios es perfecto y sin nada
que le sobre o que le falte.
Él tiene todo y de todo.
Pero no tenía madre.

Y viendo Dios en los hombres
que hasta el más débil bebé
tiene el pecho de su madre,
también la quiso tener.

Porque, aunque tenía el cielo
con todas sus maravillas,
quería el calor de un seno
por no morirse de envidia.

Y así eligió a María
para ser hijo también,
Como Dios no iba a ser menos,
se inventó lo de Belén.

José Luis Martín Descalzo

 
Queridas mamitas calasancias:

Este año es muy diferente su día.
Andan diciendo que lo pasen para otro mes, cuando vuelva a haber tiendas y comercios y restaurantes y rumbas y fiestas, cuando vuelva a haber dinero suficiente para grandes regalos o hermosas celebraciones.
Pero nosotros creemos que este año es perfecto dejar el Día de la Madre en su fecha de mayo, de este mayo confinados en casa.
En mayo, como en mayo es María, aquella Madre cuya fiesta es en un humilde pesebre o al pie de una cruz.
En mayo, este mayo, que si no abunda el dinero, es la oportunidad para que abunde el amor.
En mayo, este mayo cuando el regalo de los hijos es estar ahí en casa y darles su presencia, su no poder ni quererse ir a otro lugar.
En mayo, este mayo, cuando la casa se ha vuelto también Escuela y la madre ha tenido que ser también maestra.
En mayo, este mayo en el que todavía hay afuera una epidemia, y los pequeños y débiles se resguardan bajo las alas protectoras del hogar en el que arde -o debería arder siempre- el calor del amor de una madre.
En mayo, este mayo difícil y con penas, pero también florido y con ilusiones.

Los Padres Escolapios queremos hacerles llegar nuestra sincera felicitación en su día, asegurarles que están en nuestras oraciones y que este domingo, Día de la Madre, las tendremos a todas presentes en la celebración de la Eucaristía.
Por las madres, por todas las madres, por las madres felices y por las tristes, por las que gozan de salud y por las enfermas, por las perfectas y por las llenas de fallas, por las que son intensamente amadas y por las que se sienten poco queridas, por las muy tiernas y por las que tienen sus emociones congeladas, por las llenas de fe y por las llenas de dudas, por las grandes y por las pequeñas, por las madres jóvenes y por las ancianas, por todas las que viven y por todas las que han muerto. En todo caso, por las madres, por todas las madres, nos alegramos, oramos y celebramos Eucaristía.

Dios las llene de bendiciones.

PADRES ESCOLAPIOS
COLEGIOS CALASANZ
 
Viernes, 17 Abril 2020 18:13

"La alegría de aprender" - P. Juan Jaime

Regreso a clases
Carta abierta a todos nuestros estudiantes (y a toda la comunidad educativa)
"La alegría de aprender"

Queridos niños, niñas, adolescentes y jóvenes:

¡Volvemos a clases! ¡Bienvenidos de nuevo al curso 2020!
Evidentemente volvemos a clases de una forma muy diferente, de una manera para la que ni ustedes ni nadie estaba suficientemente listo. Pero no nos podemos dar el lujo de no hacer nada y de no colaborar cada uno con su propio esfuerzo por dar su aporte a la construcción del mundo. Ustedes, mis muchachos, esforzándose por aprender y por aprender mucho, son nuestra mejor oportunidad de futuro y nuestra más grande esperanza. Ya que no es posible salir a recibirlos ahora a la entrada del colegio, permítanme salirles al encuentro por este medio y decirles algunas cosas importantes para este curso que retomamos.
 
Miércoles, 01 Abril 2020 18:47

Encuentro del P. General con los novicios

En la mañana de este miércoles 01 de abril, se reunió el P. Pedro Aguado con los novicios que reciben su formación en el Seminario Calasanz. El encuentro manejó un tono de fraternidad entre ellos, con los temas dirigidos a expresar cómo se sienten ante la crisis de salud que afecta a Colombia y al mundo; sentimientos expresados en relación a la vivencia del noviciado, énfasis del P. General durante el año del noviciado y los retos de los novicios para vivir en la Escuela Pía.
Este lunes 30 de marzo se han dado cita en Skype los jóvenes formandos de nuestra Provincia, más dos novicios de Brasil y otro de Nicaragua que están realizando este año de formación en el Seminario Calasanz de Bogotá.

El prenoviciado de Quito, el noviciado de El Paraíso en Bogotá, el juniorato, trasladado por estos días de cuarentena al Calasanz Bogotá, y el junior en año de experiencia en Medellín se dieron cita en Skype durante una hora, primero para conocerse entre todos, y luego para compartir su experiencia de etapa formativa de este año, así como la manera en la que están haciendo frente comunitariamente a esta situación de cuarentena.

Entre risas y buen ánimo pudieron conocer la historia vocacional del primer formando escolapio del Perú, lo particular que viven los juniores en año de experiencia, y otros detalles de sus etapas formativas.
Página 1 de 7